Para más información contáctanos en:
932 71 10 44      

Adaptógenos para el estrés

Como ya se ha comentado en otro post sobre los adaptógenos, los adaptógenos son medicamentos de origen natural que nos pueden ayudar a ajustarnos o adaptarnos a los factores o a las situaciones de estrés, a soportar determinados procesos metabólicos y también a restaurar equilibrios dinámicos perdidos.

La capacidad que tenga nuestro organismo para manejar el estrés de forma eficaz es fundamental para nuestra salud y vitalidad. Los adaptógenos modulan nuestra respuesta al estrés, tanto sea físico como ambiental o emocional. Además, ayudan a regular la conexión de los sistemas nervioso, endocrinológico e inmunitario.

De hecho, los adaptógenos ayudan a mantener el equilibrio ante las situaciones de estrés regulando las funciones adaptativas del organismo. Ante un agente estresante, los sistemas alostáticos de nuestro organismo nos permiten responder activando el sistema nervioso autónomo, el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal, el sistema cardiovascular, el metabolismo y el sistema inmunitario.

La alostasis es el nivel de actividad necesario del organismo para mantener una estabilidad dinámica en ambientes en constante cambio. Cuando la alostasis no se puede producir o es inadecuada o el agente que la motiva se prolonga en el tiempo y no se alcanza la adaptación requerida, se produce una activación desproporcionada o ineficaz, entonces se produce lo que se ha denominado “carga alostática” que, a largo plazo, puede causar patologías tanto orgánicas como psíquicas.

La alostasis es diferente de la homeostasis, esta última involucra los procedimientos imprescindibles para la vida y tiene una variabilidad estrecha con sistemas biológicos en equilibrio; es decir, su estado natural es la estabilidad y la alostasis es claramente dinámica.

Los adaptógenos actuarán activando la alostasis[1], por ello ayudan al organismo a lograr una adecuada respuesta al estrés.

 

Los mejores adaptógenos para el estrés y la ansiedad

 

Los primeros estudios sobre la posible función de los adaptógenos en el estrés empezaron en la década de los ’50 con el eleuterococo (Eleutherococcus senticosus). Israel I. Brekhman, estaba estudiando, siguiendo al científico ruso Nikolai Lazarev y junto a I. V.  Dardymov, algunos medicamentos capaces de ayudar al organismo a adaptarse ante adversidades físicas, químicas o biológicas a través de una resistencia no específica hacia dichas adversidades.

Después de estudiar medicamentos elaborados de forma sintética, pasó a estudiar medicamentos elaborados con productos naturales. Empezó a estudiar plantas adaptógenas como el eleuterococo o Eleutherococcus senticosus y el ginseng asiático o Panax ginseng, ambos pertenecientes a la familia de las Arialaceae.

Posteriormente, sus estudios se centraron en el Eleutherococcus senticosus debido a que era mucho más fácil de encontrar y a que también era mucho más barato. Después de sus trabajos, el Eleutherococcus senticosus fue utilizado por numerosos atletas e incluso lo llegaron a tomar los astronautas de la antigua Unión Soviética.

Existen muchísimos adaptógenos naturales y en general todos tienen una función en el estrés, pero destacaremos los siguientes:

 

  • la albahaca sagrada o tulsí (Ocimum sanctum o Ocimum tenuiflorum)
  • el amla (Emblica officinalis)
  • la ashwagandha (Withania somnifera)
  • el astrágalo (Astragalus membranaceus)
  • el cordyceps (Ophiocordyceps sinensis)
  • el dan shen (Codonopsis pilosula)
  • el eleuterococo (Eleutherococcus senticosus)
  • el ginseng americano (Panax quinquefolius)
  • el ginseng asiático (Panax ginseng)
  • las bayas de goji (Lycium chinensis)
  • el guduchi (Tinospora cordifolia)
  • el he shou wu (Polygonum multiflorum)
  • el jiaogulan (Gynostemma pentaphyllum)
  • el príncipe Seng (Pseudoestellaria heterophylla)
  • la regaliz (Glycyrrhiza glabra)
  • el reishi (Ganoderma lucidum)
  • el rhaponticum (Rhaponticum carthamoides)
  • la rhodiola (Rhodiola rosea)
  • la schisandra (Schisandra chinensis)
  • el shatavari (Asparagus racemosus)
  • el shilajit (Asphaltum bitumen)

 

Además, los siguientes adaptógenos naturales pueden modular de forma muy especial los niveles de adrenalina, noradrenalina y cortisol, fundamentales en la regulación de la respuesta al estrés:

 

  • la albahaca sagrada o tulsí (Ocimum sanctum o Ocimum tenuiflorum)
  • el cordyceps (Ophiocordyceps sinensis)
  • el dan shen (Codonopsis pilosula)
  • el eleuterococo (Eleutherococcus senticosus)
  • el ginseng americano (Panax quinquefolius)
  • el ginseng asiático (Panax ginseng)
  • el jiaogulan (Gynostemma pentaphyllum)
  • la regaliz (Glycyrrhiza glabra)
  • el reishi (Ganoderma lucidum)
  • el rhaponticum (Rhaponticum carthamoides)
  • la rhodiola (Rhodiola rosea)
  • la schisandra (Schisandra chinensis)
  • shilajit (Asphaltum bitumen)

 

De todos los adaptógenos citados, destacaremos la ashwagandha (Withania somnifera)[2] y la rhodiola (Rhodiola rosea)[3], por ser los más concocidos en el mundo occidental.

De todas formas, hay que tener presente que cada adaptógeno natural tiene unas características propias y cada persona y cada situación de estrés también. Por ello, recomendamos que el tratamiento se realice de forma muy individualizada y sea el médico experto el que aconseje uno u otro dependiendo de cada persona y situación.

Además, siempre se debe revisar con el oncólogo cualquier incorporación de nuevas terapias pues algunos alimentos interactúan con los tratamientos que se reciben para tratar la quimioterapia.

 

 

[1]  David Winston and Steven Maimes, Adaptogens: Herbs for Strength, Stamina, and Stress Relief, Rochester, Healing Arts Press, 2007, p. 81.

[2] K. Chandrasekhar, J. Kapoor and S. Anishetty, A prospective, randomized double-blind, placebo-controlled study of safety and efficacy of a high-concentration full-spectrum extract of ashwagandha root in reducing stress and anxiety in adults, Indian Journal of Psychological Medicine, 2012 Jul; 34(3): 255-62.

[3] D. Edwards, A. Heufelder and A. Zimmermann, Therapeutic effects and safety of Rhodiola rosea extract WS® 1375 in subjects with life-stress symptoms–results of an open-label study, Phytotherapy Research, 2012 Aug; 26(8): 1220-5.

Compartir:

Artículo redactado y validado por:

Dr. Jordi Vila

(Médico de Familia y homeópata). Área de ecomedicina y medicina de la complejidad. www.imohe.es

Enviar comentario

¿QUIERES MÁS INFO?