Conciliando el trabajo y el tratamiento

Todo sobre el impacto del cáncer en el trabajo

¿Qué pasa con mi trabajo cuando  recibo un tratamiento oncológico? ¿Puedo trabajar estando en tratamiento? ¿Qué ocurre cuando me reincorporo?

Estas son algunas preguntas que surgen cuando hay un diagnóstico de cáncer con respecto al área laboral.

Trabajar mientras estoy en tratamiento, ¿es posible?

Te invito a hacerte sólo esta pregunta: ¿Realmente es necesario que sigas trabajando?

Si tu respuesta es sí, te diré que es posible siempre y cuando el médico así lo considere. Ya solo el impacto del diagnóstico puede ser lo suficientemente importante como para limitarte en este aspecto. Pero si aún así, sientes que quieres (o necesitas) seguir manteniéndote activo, es momento de negociar con el departamento de recursos humanos.

En función del tipo de tratamiento contra el cáncer y sus efectos secundarios, podrás desempeñar las responsabilidades laborales del trabajo que haces o, por el contrario, necesitarás  realizar adaptaciones razonables en cuanto horario, tipo de trabajo, jornada laboral, etc..

Los efectos secundarios serán mayores en aquellas personas que han tenido tratamientos largos, especialmente si entre ellos estaban conjuntamente la  radioterapia y la quimioterapia.

Ir al trabajo mientras estás en tratamiento puede ser un factor protector, si tu entorno laboral es un entorno seguro donde a nivel social sientes que te ofrecen apoyo.

Si crees que no es necesario seguir trabajando, puedes plantearte una baja y dedicar este periodo a cuidarte. Poder empezar a fomentar nuevos patrones de autocuidado (nutrición, ejercicio, salud mental), puede ayudarte a sentirte mejor durante el tratamiento, paliar los efectos secundarios y ayudarte en la reincorporación laboral.

Si estás en este punto, es importante que sepas que tu baja laboral puede ser de 12 meses, pudiéndose prorrogar hasta 6 meses más si fuera necesario.

¿Qué ocurre cuando me reincorporo?

Volver al trabajo después de tener la enfermedad de cáncer, puede ser emocionante y frustrante a la vez.

Es bastante habitual que las personas que terminan un tratamiento y son dadas de “alta”, crean que volver al trabajo será algo fácil. Muchos lo desean, porque es una manera de volver a sentirse útiles, ocupar su tiempo, volver a la rutina y mejorar económicamente.

Lo que no saben, porque probablemente nadie se lo cuenta, es que los efectos secundarios de los tratamientos en ocasiones, se resisten a largo plazo e incluso  muchos otros problemas de salud se convierten en crónicos.

Convivir con los efectos secundarios de los tratamientos es muy frustrante. Muchas veces no los identificamos como tal y creemos que estamos cansados o que tenemos pérdidas de memoria, por ejemplo, por el estrés de volver a la rutina.

Te cuento un poquito lo que han demostrado los estudios e investigaciones sobre el tema. Un estudio publicado en febrero de 2023 en la Revista de Psicooncología de la Universidad Complutense de Madrid, dice:

    Tan solo el 55% de las personas que superan un cáncer, están preparadas física y psicológicamente para hacerlo.

    Los efectos secundarios hacen que los pacientes tengan que adaptarse a un trabajo que ya no se ajusta a su situación personal actual

    Esto les supone cambios a nivel laboral y económico que aumenta su riesgo de exclusión social

El estudio fue realizado a 772 personas que después de su enfermedad, han tenido que reincorporarse al mundo laboral.

Es cierto que, gracias a la atención médica, la prevención, la detección precoz y la investigación, la supervivencia en  los casos de cáncer es cada vez mayor, pero en cuanto a los efectos secundarios nos queda un largo camino por recorrer.

Muchos efectos secundarios como el “efecto Chemobrain”, la neuropatía, el dolor o alguna discapacidad física o psíquica derivada de los tratamientos , no se atienden como merecen. De hecho, los estudios sobre los efectos secundarios y el impacto en las personas con cáncer, son escasos.

¿Si cada vez la tasa de supervivencia es mayor, no deberíamos centrarnos en hacer la vida más digna a la persona que supera la enfermedad?

Compartir:

Artículo redactado y validado por:

Marta Garrido

Marta Garrido

Psicooncóloga.

Apoyamos la investigación

Suscríbete a nuestro boletín y te enviaremos recursos e información sobre los últimos avances oncológicos.

¿QUIERES MÁS INFO?