Si alguien en mi familia tiene cáncer, ¿es posible que yo también vaya a tener cáncer?

No necesariamente. El cáncer es causado por errores dañinos (mutaciones) en los genes. Solo cerca de 5 al 10 por ciento de los cánceres son causados por mutaciones que la persona hereda de sus padres. En familias con mutaciones heredadas que causan cáncer, varios miembros de la familia suelen padecer del mismo tipo de cáncer que generalmente se producen a edades más precoces. Estos cánceres se denominan cánceres “familiares” o “hereditarios”. En estos casos es posible que los médicos hagan recomendaciones específicas a los familiares para reducir las posibilidades de que el cáncer se desarrolle.

El 90 a 95 por ciento de los cánceres restantes son causados por mutaciones que le suceden a la persona durante la vida como consecuencia natural del envejecimiento y la exposición a factores ambientales como el humo del tabaco y la radiación. Estos cánceres se denominan cánceres “no hereditarios” o “esporádicos”. Alrededor de 4 de cada 10 casos de cáncer esporádicos se podrían prevenir al incorporar cambios saludables en el estilo de vida, como ingerir una dieta equilibrada, mantener un peso adecuado, hacer ejercicio, limitar el consumo de alcohol y dejar de fumar.

Apoyamos la investigación

Suscríbete a nuestro boletín y te enviaremos recursos e información sobre los últimos avances oncológicos.

¿QUIERES MÁS INFO?