¿Qué comer en navidad? Nutrición oncológica durante las festividades

Conoce con Convive con el Cáncer qué comer en navidad si eres un paciente oncológico

¿Cómo conseguir una dieta equilibrada?

Seguro que, si eres paciente, te estarás preguntando ¿qué puedo comer en Navidad si tengo cáncer? En caso de que seas un familiar o cuidador, puede que también te suscite interés conocer como adaptar la nutrición de un paciente en tratamiento.

  1. Haz una buena compra y planifica el resto de las comidas para Navidad: apunta en el calendario los días que tienes comidas navideñas fuera de lo habitual (nochebuena, fin de año, etc.) y los días que comerás en casa.
  1. Continúa con la rutina siempre que puedas. Recuerda que en cada comida principal debería de estar presente la verdura, alimentos ricos en proteína como la legumbre o el pescado y un cereal (arroz, pasta, pan) o tubérculo (boniato, patata). Confecciona tu menú semanal en base a estas reglas.
  1. Si te sobra comida, almacénala o congélala de forma segura. Escribe la fecha en el táper y extrema las precauciones. No dejes la comida mucho tiempo sobre la encimera para evitar la proliferación de patógenos (salmonella, listeria etc.).

¿Qué puedo incluir en mi comida navideña? Recomendaciones y consejos

La cocina navideña suele ser rica en alimentos hipercalóricos, grasas y azúcar. Mientras que un consumo puntual de estos platos típicos no supone ningún problema para la gran mayoría, un paciente oncológico puede tolerar mal estas preparaciones. Las recomendaciones varían dependiendo de los síntomas y efectos secundarios del cáncer y de sus tratamientos. Por ejemplo, debemos tener especial cuidado si la persona tiene riesgo de obstrucción intestinal, disfagia, acaba de pasar por una cirugía, o no absorbe bien las grasas. Por tanto, consultar con un especialista en nutrición puede ser de gran ayuda en estas fechas.

Sin embargo, te invito a seguir los siguientes consejos de carácter general para que tus menús navideños sean ricos en nutrientes:

    Utiliza el aceite de oliva virgen extra para las comidas principales. Además, añadir aceite de oliva en crudo sobre algunas preparaciones, como un pescado al vapor, puede ayudar a mantener el peso.

    Los frutos secos son ricos en grasas de calidad, pueden aportar un gran valor energético y nutricional. Puedes utilizarlos molidos para espolvorear sobre algún postre o crema de verdura. 

  Las frutas y verduras no deben de faltar en nuestras recetas. Podemos utilizar frutas para elaborar nuestros postres como unas natillas de caqui y chocolate, unos bombones de frambuesa, fresas con nata o brochetas de fruta. En cuanto a las verduras, hagámoslas protagonistas de la mesa. Empieza con un paté vegetal como aperitivo, continúa con una crema o puré de verduras con un toque de nuez moscada como primer plato y termina con un segundo plato de carne, pescado o tofu que lleve una buena salsa de tomate casera.

  No olvides la proteína. Procura que haya entre las comidas navideñas algo de tofu, pollo, pavo asado, pescado al horno, huevos rellenos o algo de marisco.

  Para facilitar la digestión, utiliza técnicas sencillas de cocinado como el vapor, el horno, la plancha, el hervido o algunos guisos a baja temperatura.

  Mastica bien y come de forma consciente, reconociendo si necesitas añadir más comida al plato o no. Mira el tamaño de las raciones. Si apenas tienes apetito, procura fraccionar las comidas en 5-6 al día.

  Hidrátate con agua, sopas, infusiones, frutas y verduras. En estas fechas se nos olvida beber agua o, la cambiamos fácilmente por refrescos o alcohol. Recuerda que la cerveza o el vino puede resultar perjudicial, sobre todo, si estás en tratamiento oncológico. 

Receta de navidad para paciente oncológicos

Conoce con Convive con el Cáncer qué comer en navidad si eres un paciente oncológico

Para poner en práctica los consejos anteriores, te traigo un par de recetas. Puedes empezar con una crema de boletus, de segundo plato, un salmón a la naranja con guarnición de patata y, como postre, unos bombones de frambuesa y yogur. Espero que lo disfrutes.

SALMÓN A LA NARANJA

Ingredientes:

  2 cucharaditas de aceite de oliva

  4 filetes de salmón sin piel

  Sal y pimienta negra recién molida

  2 dientes de ajo picados

  1/2 cucharaditas de romero fresco picado

  5 cucharadas de caldo de pollo

  1/2 cucharadita de ralladura de naranja

  2/3 taza de zumo de naranja

  ½ cucharada de miel

 Elaboración

  Añadir el salmón a la sartén y cocinar hasta que se dore por ambos lados y esté bien hecho, unos 3 – 4 minutos por cada lado. Añadir el ajo y el romero a la sartén y saltear 20 segundos, luego añadir el caldo de pollo y cocer a fuego lento hasta que se reduzca casi por completo. Añade la ralladura de naranja, el zumo de naranja y la miel. 

BOMBONES DE YOGUR Y FRAMBUESA

Ingredientes:

  10-15 frambuesas

  1 yogur natural griego

  1 tableta chocolate 70%

Elaboración

  Cubre las frambuesas con el yogur y congélalas.

Añade el chocolate previamente derretido en el micro o baño maria por encima

Alimentación con quimioterapia: consideraciones a tener en cuenta durante la Navidad

Con el fin de evitar efectos secundarios del tratamiento oncológico, sería recomendable que comprendas bien qué necesidades nutricionales especificas conlleva tu diagnóstico para poder disfrutar plenamente de los platos típicos de estas fechas o, para hacer ligeras variaciones con el fin de que los toleres mejor.  Además, si eras de las personas que solían preparar las comidas navideñas en casa y, ahora, dadas las circunstancias no es posible, pide ayuda a un familiar o compra comida ya hecha.

Estos serían algunos consejos sobre alimentación con quimioterapia:

  Si tienes náuseas, quizás puedas comer los mismos alimentos que el resto de la familia, solo que a temperatura ambiente. No estés cerca de la cocina para que los olores no te causen mayor malestar.

  Si tienes llagas en la boca, opta por guisos, carnes y pescados con salsas, dulces con consistencia de mousse, sorbete o pudding, pero eso sí, evita la carne fibrosa y otras preparaciones a la plancha, el turrón, las peladillas o cualquier otro alimento seco y pegajoso.

  Si tienes diarrea, procura no consumir alimentos muy grasos, panes ricos en fibra o verduras y frutas con piel. Algunas especias como la pimienta negra pueden empeorar este síntoma.

Si no tienes efectos secundarios, simplemente disfruta sin excederte en las raciones, no te exijas demasiado en estas fechas ni te propongas evitar alimentos con menor valor nutritivo. En ocasiones, las restricciones alimenticias nos generan culpa y malestar. Reflexiona sobre tus creencias y permítete disfrutar.

Te recomiendo que consultes con un especialista en nutrición cuál es el mejor plan dietético en tu caso. Marcará una gran diferencia.

Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte. Y si quieres agendar una visita con nuestra nutricionista, Victoria Góngora, puedes escribirle aquí.

Compartir:

Artículo redactado y validado por:

Nutricionista oncológica, Victoria Góngora

Victoria Góngora

Nutricionista oncológica

Apoyamos la investigación

Suscríbete a nuestro boletín y te enviaremos recursos e información sobre los últimos avances oncológicos.

¿QUIERES MÁS INFO?